Mercado laboral: un panorama complicado

Mercado laboral: un panorama complicado


Por Orlando J. Ferreres

Debido a las ultimas restricciones de la pandemia, el mercado laboral se encuentra en una situación muy difícil, y empeorando. Para poder tener una idea mejor vamos a realizar un análisis técnico. Dividimos el mercado laboral argentino, considerando por un lado al personal activo y, dentro de este, podemos fraccionarlo en dos categorías, la de ocupados y la de desocupados. Después tenemos los inactivos, que llegan al 55 % del total de la población, una cifra que resulta alta. Por diferencia, aunque calculado directamente, los activos han llegado al 45 % de la población del país. No obstante, esta categoría ha sufrido reducciones u ampliaciones durante la pandemia del coronavirus, etapa en la que se redujo al principio y luego se expandió bastante, al disminuirse la cuarentena y crecer un poco la economía.

El rubro “activos” disminuyó en cerca de 5 millones de personas en los últimos 12 meses. En realidad fue en 4.490.000 personas lo que cayó este agregado en el último año.Ads by

El personal ocupado llega al 40,1 % de la población total y disminuyó en 716.000 personas en los últimos 12 meses, contando desde el cuarto trimestre de 2019 al mismo período de 2020. El total de ocupados en cuanto a número llegó a 11.524.000 personas al cuarto trimestre de 2020, pero los “asalariados informales” son en realidad 2.667.000, un 32,7 % de los asalariados, que es una cifra muy alta. Este grupo de asalariados en negro bajó en 533.000 personas en los últimos 12 meses, una caída importante.

Los asalariados en blanco llegaron a fines de 2020 a 5.468.000 personas y se redujeron también en 228.000 personas, teniendo en cuenta que los protegía la doble indemnización en caso de ser despedidos sin motivo.

Aquellos agentes que se consideran como “no asalariados” sumaron 3.400.000 personas y aumentaron en 46.000 en el último año. En este grupo se incluyen los trabajadores autónomos y los dueños de empresas, ya sean personales, pymes o grandes empresas. Representan el 30 % sobre el total de asalariados, lo que es un número significativo.

Después se encuentran los desocupados, que llegaban en el cuarto trimestre de 2020 a 1.418.000 personas, con un incremento de 222.000 en el último año. Este desempleo llegó a 11,0 % de la población activa y es una cifra bastante alta, aunque hubo varios cambios en la población activa que permitieron que no fuera tan alto como parecía, por la reducción de ésta, que ahora se encuentra en 45 % del total de población, cifra que es baja comparada con países de igual desarrollo que la Argentina.

Recordemos, como hemos dicho, que los inactivos representan una cifra muy alta que llega al 55 % de la población total y suma a 15.798.000 personas y han crecido en 765.000 unidades en el último año.

Como conclusión del análisis de estas cifras, podemos decir que la situación laboral es extremadamente complicada, a lo que se suma el efecto de la pandemia del Covid-19, que empeora la situación en forma importante. Esperemos que la inversión, que se ha recuperado en los últimos meses, permita reducir en algo esta difícil situación. Las cifras de pobreza, que se han difundido por separado y que llegaron al 42 % del total de población en el segundo semestre de 2020, son un indicador muy difícil de revertir también. Y además tenemos una alta inflación, lo que disminuye el salario real y hace más difícil el mercado laboral argentino.

(*) Por Orlando J. Ferreres. Publicado el 22 de abril 2021. en La Nación