Auxilio: un gobierno ineficaz reclama poderes extraordinarios

Auxilio: un gobierno ineficaz reclama poderes extraordinarios


(*) Por Enrique Blasco Garma

 Ante tremendos fracasos, el Poder Ejecutivo Nacional reclama al Congreso poderes mayores. Coincidiendo, altas autoridades insisten en lo imperioso de reformar la Constitución que juraron respetar, hasta la calificaron “antigua”. Como si la Justicia fuera obsoleta.

La Constitución de los EEUU es de 1788 y la vigencia de las leyes (Rule of Law) e independencia de la Justicia es indiscutida. La estructura legal del Reino Unido es aún más antigua, su Carta Magna es de 1215 y la Revolución Gloriosa de 1688. A esos innovadores sorprenderá los Diez Mandamientos sigan orientando las conductas individuales.

Los pueblos avanzan con leyes previsibles. La Justicia no puede bailar al compás de los vaivenes políticos. “En un País sin Justicia es peligroso tener razón”, reconocía Francisco de Quevedo, cuatro centurias atrás.Los pueblos avanzan con leyes previsibles. La Justicia no puede bailar al compás de los vaivenes políticos

El Presidente prometió gobernar con 24 gobernadores; ahora busca poder decidir sin su consentimiento. Al tiempo que se oculta información: se ignoran las vacunas ofrecidas, por qué su rechazó un contrato y también los costos detallados.

La Argentina es de los peores navegantes de la pandemia. Ocupa el puesto 14 en número de muertos y 10 de contagios, en el mundo. El Poder Ejecutivo achaca su fracaso a que las provincias no le obedecen.

Las autoridades dicen encargarse de frenar los contagios. Es allí donde estamos peor, más del triple de la media mundial. No controlan los ingresos al país, testeos, seguimientos, protocolos, mantienen demasiadas vacunas sin aplicar y rechazaron comprar millones de vacunas. En cambio, la relación muertes/contagios, estamos entre los mejores del grupo y ligeramente encima del promedio mundial. La labor de médicos y entes de salud es encomiable.https://e.infogram.com/6096dff9-426a-44b6-b995-ffd8b5f9a8d2?src=embed

La balanza ejemplifica la Justicia. El kilo no es lo que dice un particular, es lo acordado para todas las ocasiones y personas, sin discriminaciones ni privilegios: el Sistema Internacional de Medidas. Las decisiones mejores no son las de una persona elegida, si no las que contemplan los intereses de todos los involucrados.Concentrar las decisiones en el gobierno nacional, con tantos errores de política acumulados en 18 meses, elevaría los riesgos

Concentrar las decisiones en el gobierno nacional, con tantos errores de política acumulados en 18 meses, elevaría los riesgos. Especialmente cuando en CABA y en otras provincias lo están haciendo mejor.

El rol de la estabilidad de las normas

Inteligencia. Los humanos tenemos capacidades limitadas. Necesitamos competir, especializarnos y desarrollar entramados institucionales para coordinar las actividades hacia mejores ingresos, satisfacciones. El lenguaje, convenciones, estructuran las instituciones. Culminando con la confianza en el cumplimiento de los contratos y promesas. A mayor cumplimiento, mayor satisfacción, más riqueza.

La estabilidad de las normas, libertades, favorece acordar las actividades más satisfactorias a cada uno. Ojo. Las libertades implican ausencia de violaciones, imposiciones forzadas. Esa es la función de la Justicia. El propósito de la Revolución Francesa: la misma e igual Ley para todos los humanos, para todos los tiempos. La Ley es mas justa cuanto menos variable.

Nuestras organizaciones más exitosas son las familias y entidades privadas. Asignan las decisiones a los mas comprometidos en el resultado. Por eso las privadas son tan eficaces y satisfacen la mayor parte de las necesidades.

Los Estados y organizaciones desarrollan distintos niveles para repartir las decisiones y hacerlas eficientes. La Justicia, idéntica regla para todos, es otra cara de la eficiencia. Hay que desconfiar de los intentos de concentrar poder, escamoteando a las personas independientes.

Si se combina la variación del PBI en los mismos países considerados para ver la crisis sanitaria, se podrá entender algunos resultados.

La economía de EEUU era satisfactoria, la derrota de Donald Trump es imputada a desatender la pandemia, con récord mundial de muertes y contagios totales. Aunque perdió la presidencia, su partido Republicano ganó 12 diputados, un gobernador y perdió tres senadores. Brasil enfrenta turbulencia sanitaria y económica. India, México, Rusia, Colombia, con economías favorables hasta 2019, no supieron transitar la pandemia; los ingresos cayeron inusitadamente, en 2020. Perú enfrenta un ballotage incierto tras las renuncias sucesivas de varios presidentes, por corrupción, a pesar de una economía satisfactoria hasta la pandemia. En Italia Mario Draghi asumió como nuevo Presidente del Consejo de Ministros. En la Comunidad de Madrid, con las mayores libertades e ingresos de España, las autoridades regionales triunfaron ampliamente, en oposición al gobierno nacional.La Argentina enfrenta enormes caídas, cuando se esperaba aprovecharía los ajustes del gobierno anterior

Once países del grupo experimentaron pérdidas sustanciales de ingresos, en 2020. La Argentina enfrenta enormes caídas, cuando se esperaba aprovecharía los ajustes del gobierno anterior. Solamente Venezuela perdió muchos más ingresos, 66% en 2017/2020. Debacle que no puede soportar ningún régimen democrático. El FMI espera recuperación económica en 2021, salvo en el caso de Venezuela.

El Gobierno argentino desatiende necesidades de la población, tras el agotamiento por la abusiva cuarentena. La prohibición de clases presenciales excluye a los niños y jóvenes de las escuelas, recarga a los padres y frustra escolares en plena etapa de crecimiento e incorporación a la sociedad. ¿Pasto de Ignorancias, delitos, abandonos? Corromper el orden institucional empobrecería a todos, expone el libro “Por un País más Justo y Floreciente”.

(*) Consejero académico Fundación Libertad y Progreso.

(**) Artículo publicado en INFOBAE.