Neuquén: números complicados

Neuquén: números complicados

La provincia de Neuquén sufrió lo que se denomina coloquialmente como la doble Nelson: caída en el nivel de actividad del sector “Oil & Gas” y la estricta cuarentena implementada por el COVID-19. En el informe “GPS ECONÓMICO” elaborado por Pablo Guido, doctor en Economía, se analiza la situación fiscal de la provincia en el primer semestre. Compartimos parte de dicho informe:

De acuerdo con la ley de presupuesto 2020, se esperaba que por las tres prin- cipales fuentes de recursos ingresaran unos $11.000 millones mensuales, du- rante el primer trimestre del año se ob- tuvieron $9.000 millones y durante el segundo trimestre $7.500 millones. Esto significa que, durante los primeros tres meses del año, los ingresos estuvieron $2.000 millones por debajo de lo esti- mado; y durante el período Abril-Junio de 2020 estuvieron unos $3.500 millones debajo de lo presupuestado (ver cuadro No 1).

Ahora veamos la evolución de los princi- pales rubros de las erogaciones, entre el primer semestre de este año e igual perío- do del año pasado (ver cuadro No 2). Como podemos ver en el cuadro an- terior los principales gastos de la Ad- ministración Pública de Neuquén cre- cieron entre los primeros seis meses de 2020 y el mismo período del año pasado, pero a un ritmo mucho menor que la inflación (+57%).

Lo que sig- nifica que hubo un ajuste importante de las erogaciones en términos reales. En términos globales tenemos que du- rante el primer semestre del año la Ad- ministración Pública (sin considerar al ISSN) tuviera ingresos totales por $63.112 millones y gastos totales por $72.160 millones, lo cual resultó en un déficit financiero de $9.000 millones (superando el desequilibrio fiscal de todo el año 2019).

Si agregamos en la cuenta los ingresos y gastos del Instituto de Seguridad Social del Neuquén llegamos a un total de re- cursos de unos $78.000 millones, mien- tras que el gasto total estuvo levemente por encima de los $89.000 millones.

Es así como en los primeros seis meses de este año el déficit financiero de toda la Administración Pública de Neuquén al- canzó los $11.000 millones, unas cinco veces más que el desequilibrio del primer semestre del 2019 que alcanzó los $2.300 millones (ver gráfico).

CONCLUSIONES:

Las finanzas públicas de la provincia de Neuquén han tenido un gol- pe fenomenal en materia de ingresos durante el primer semestre, con una caída de aproximadamente 25% res- pecto a lo presupuestado para este año. En las tres principales fuentes de recur- sos (Tributos locales, coparticipación federal y regalías). La caída respecto a lo presupuestado estuvo en el pri- mer trimestre en unos $2.000 millones mensuales (-18%) y en el segundo tri- mestre unos $3.500 millones mensuales (-32%). Esta restricción en los recursos hizo que se llevara adelante un fuerte ajus- te, en términos reales, en los princi- pales gastos (masa salarial, bienes y servicios y obra pública) y una rees- tructuración de la deuda nominada en pesos y el mismo tratamiento para la deuda en dólares (aún en proceso). Durante el mes de julio la recauda- ción de impuestos provinciales se re- compuso a niveles del mes de mar- zo y un 45% superior al mes de junio.

La coparticipación federal de impues- tos se ubicó en niveles de prepande- mia y las regalías aumentaron un 27% respecto al nivel promedio mensual del segundo trimestre. Los recursos tota- les por las tres fuentes de ingresos más importantes de la provincia se ubicaron en julio un 30% por arriba del prome- dio mensual del segundo trimestre. Si bien se observa una recuperación de los ingresos fiscales de la provincia du- rante Julio en sus tres principales fuentes de recursos, aún se ubican unos $2.000 millones mensuales por debajo de lo estimado en el presupuesto 2020.

Esto permitiría suponer que el mecanismo de indexación salarial para los emplea- dos estatales provinciales seguirá sus- pendido durante lo que resta del tercer trimestre del año y con alta probabili- dad que también continúe así en los úl- timos tres meses del 2020. Los pagos a proveedores también observarán un re- traso durante el año y la obra pública y compra de bienes y servicios continuarán registrando un ajuste en términos reales.